¿Qué hace la Zeolita en nuestro organismo?

9jun18

Existen 9 tipos de zeolita , para uso humano, veterinario, para uso industrial, dentro de los cuales la conocida como clinoptilolita,es la recomendada para consumo humano.

La clinoptilolita puede contener casi todos los elementos de la tabla periódica , su estructura cristalina está formada por tetraedros que dan lugar a una red tridimensional, en la cual cada átomo de oxígeno es compartido por dos átomos de silicio (tectosilicato).

La estructura tiene forma de panales de abeja y lleva una carga negativa. Por ello cuando es ingerida, todos los metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, arsénico, etc), toxinas y productos químicos nocivos que tienen carga positiva son atraídos y atrapados por la zeolita para ser expulsados del cuerpo de forma natural a través de la orina, las heces y mediante el sudor o transpiración. Esta propiedad de carga negativa de la zeolita es la que actúa como un imán para sacar las toxinas del cuerpo y atraparlas dentro de su estructura molecular, expulsándolas fuera del cuerpo como desechos sin ningún efecto secundario.

De esta forma la zeolita libera el organismo de metales pesados, toxinas y contaminantes de distintos orígenes. Por todo esto la zeolita está considerada una piedra inteligente al realizar este cambio iónico encapsulando todos estos elementos tóxicos, radioactivos (de una quimioterapia) del organismo.

El poder quelante de la zeolita (quelante: antagonista de metales pesados, sustancia que forma complejos con iones de metales pesados) está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas; se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles (más grandes, livianas y con carga débil). Esto explica que la zeolita puede quelar moléculas tóxicas como el arsénico (diámetro 1,8 Ä) y en cambio no actúa sobre moléculas de minerales útiles y beneficiosos como el potasio (diámetro 2,8 Ä), ayudando a su vez en su recorrido a la distribución de minerales útiles (calcio, sodio, magnesio, fósforo) y del ácido generado por los iones de hidrógeno logrando una alcalinización de la sangre, remineralizando y oxigenando de esta forma nuestro cuerpo.

Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias tóxicas abandona rápidamente el organismo. Sus restos son eliminados del cuerpo en unas 6 a 8 horas, junto con las toxinas.

Al ser la zeolita un aluminiosilicato , un mineral que contiene óxido de aluminio (Al2O3) y sílice (SiO2 , es importante aclarar que sus moléculas de aluminio están rodeadas por átomos de oxígeno, por lo cual no pueden pasar al organismo (aluminio no intercambiable) y en cambio pueden absorber moléculas de aluminio tóxico presente en el cuerpo.

Al tomar zeolita es importante beber mucha agua , ya que puede generar deshidratación leve, a raíz de la mayor demanda de agua en el proceso químico de limpieza, lo cual se neutraliza con adecuada hidratación de agua mineral y filtrada. Algunas personas, con alta carga tóxica en el organismo, pueden experimentar ligeras náuseas, que remiten rápidamente.

Fuente: Tunuevainformacion


Volver arriba