La zeolita en los rumiantes

16abr18

En un intento por reducir el efecto tóxico del alto contenido de amonio (NH4+) en los fluidos rúmiales, cuando compuestos no proteínicos como la urea son agregados a las dietas de vacunos, ovinos y caprinos, se incluyeron zeolitas en el rumen de animales.En un intento por reducir el efecto tóxico del alto contenido de amonio (NH4+) en los fluidos rúmiales, cuando compuestos no proteínicos como la urea son agregados a las dietas de vacunos, ovinos y caprinos, se incluyeron zeolitas en el rumen de animales.

Los iones de amonio fueron intercambiados inmediatamente en la estructura de las zeolitas(Zeocol Animal) y mantenidos allí por varias horas, hasta ser liberados por la acción regeneradora de la saliva que entró en el rumen durante el período de fermentación post-alimentario.


Tanto los datos en vivo como en vitro mostraron que más del 15% del amonio en el rumen pudo ser retenido por la zeolita. Así, la liberación gradual del amonio permitió a los microorganismos del rumen sintetizar continuamente proteína celular para fácil asimilación en el sistema digestivo de los animales utilizando Zeocol Animal.


La habilidad de la zeolita para actuar como una reserva de amonio permite la adición de un suplemento de nitrógeno a la alimentación mientras protege al animal contra la producción de niveles tóxicos de amonio en el rumen.


En la misma área de investigación se encontró que las zeolitas agregadas a la alimentación de terneros jóvenes mejoraron su tasa de crecimiento estimulándoles el apetito y disminuyeron la incidencia de enfermedades.


A las dietas normales de pasto y heno de terneros de 180 días de nacidos se adicionó un 5% de zeolita durante un período de 180 días. Los animales ganaron en promedio 20% más peso que los alimentados con una dieta de control.


Aunque los terneros de prueba consumieron más alimento, los costos de éste por kilogramo de peso ganado fueron significantemente menores que en el grupo de control.
No se notaron efectos negativos y el estiércol de los animales de prueba contenía menos agua y pocas partículas de sólidos no digeridos. La salud general de los animales de prueba fue también notablemente mejor que la del grupo de control.


Seis jóvenes toros se alimentaron durante 329 días con una dieta compuesta por 2% zeolita, 72% de nutrientes digeribles y 11% de proteína cruda. Aunque se notó poca diferencia en el peso final del grupo de prueba en comparación con los animales de control, los primeros mostraron dimensiones corporales mayores y se reportó una carne de mayor calidad.


Estas diferencias se reflejaron en los altos precios obtenidos por los animales de prueba y utilidades 20% mayores. Además, los animales con dieta de zeolita tuvieron menos diarrea u otras enfermedades intestinales. Se ha reportado que añadiendo 2% de zeolitas a las raciones de las vacas se previene la diarrea y aumenta la producción de leche. Estos efectos están relacionados con aumento de albúmina y disminución del contenido de urea-N (nitrógeno) en la sangre.


Se encontró un aumento en la digestión de proteína cuando se agregó un 50% de zeolitas a una dieta proteínica de alta solubilidad de 18 toros y vacas Holstein durante un período de 118 días; sin embargo no se notó una ganancia de peso significante.


Un experimento en 48 toros en Nuevo México, desarrollado en el Centro de Investigación Clayton Livestock mostró que adiciones de 1.25 y 2.5 % de zeolitas en la dieta de control no mejoraron significativamente la presentación final de los toros.


Fuente: Zeocol


Volver arriba